Pollo rustido de mamá con gratinado de patata y champiñones de Nigella Lawson



Mi mamá, como la mayoría de mamás, es una gran cocinera.  Ella no necesita recetas, ni básculas, ni artilugios sofisticados.  Tan sólo su cariño es necesario para que realice el plato más sabroso que hayáis probado jamás.



Últimamente se me ha dado mucho por hacer este pollo y es que es tan rápido de hacer y tan sabroso que te soluciona una comida en un abrir y cerrar de ojos. 

Normalmente lo acompaño con patatas fritas, que una vez hechas las añado a la cazuela para que se impregnen del sabor de la salsita del pollo, pero esta vez he querido probar con el gratinado de patata y champiñones de Nigella Lawson.

Cuando leí la receta de cómo se preparaban las patatas me chocó bastante saber que se cocían con leche... Pensé: no sé si me gustaran...  Hay veces en que nos negamos a probar cosas porque sabemos que llevan algún ingrediente que no es de nuestro agrado.  Es un error garrafal, lo sé, pero yo soy una de esas...  En este caso las hice porque ninguno de los ingredientes que llevaba me disgusta, así que, me puse manos a la obra.



El resultado final es exquisito.  Unas patatas cremosas y delicadas que junto con el champiñón hacen una mezcla fabulosa.


Ingredientes:

Para el pollo

- 1 pollo cortado a octavos
- 2 tomates maduros
- 1 cebolla grande
- 2 hojas de laurel
- 3 ajos sin pelar
- 1 chorrito de Cognac
- Aceite de oliva virgen

Para el gratinado de patata y champiñones

- 750 gr. de patata para asar a rodajas finas
- 350 ml. de leche entera
- 3 cucharadas soperas de vino blanco
- 2 cucharadas soperas de mantequilla
- 2 cucharaditas de aceite de ajo
- 250 gr. de champiñones laminados
- Sal y pimienta al gusto



Preparación:

Del pollo rustido

En la cazuela que vayamos a utilizar, echamos un chorrito de aceite y calentamos.  Cuando el aceite esté caliente añadimos el pollo previamente salpimentado.  Dejamos que se dore a fuego fuerte.

Cuando el pollo esté doradito, añadimos la cebolla y los tomates partidos por la mitad, los ajos y las hojas de laurel, bajamos el fuego y dejamos que vaya haciendose poco a poco y sin olvidarnos de ir removiendo de vez en cuando.

Una vez veamos que los tomates están deshechos, echamos un chorrito de cognac y continuamos con la cocción, unos 15 o 20 minutitos más.

Del gratinado de patata y champiñones

Precalentar el horno a 220º.  Llevar a ebullición las patatas a rodajas, la leche y el vino en una cazuela, salpimentándolo al gusto y removiendo de vez en cuando.  Dejar que siga hirviendo a fuego lento mientras preparamos los champiñones.

Calentar la mantequilla y el aceite en una sartén a fuego medio-alto.  Añadir los champiñones laminados y sofreírlos removiendo de vez en cuando hasta que se ablanden.

Echar los champiñones y sus jugos a la cazuela de las patatas y remover hasta mezclarlo bien.  Vierte la mezcla en una fuente para horno engrasada y déjalo en el horno unos 45 minutos o hasta que veas que está dorado.



Que lo disfrutéis! ;)

22 comentarios:

monicaqo dijo...

UUUUUMMMMMMMMMMMMMMM!!! creo q hasta noto el olor desde aki olga. q rico y q bonito. q alegria para la vista y demas sentidos tenerte rondando en el mundo blogero. besitos salados guapetona.

carlos cebrian dijo...

me alegro que las aficiones sean con el paso del tiempo en una realidad , más cuando son aficiones que se pueden compartir y disfrutar por y para todos , felicidades !!
ahh recuerda : la mejor carne !!!
que seguro consigues el primer premio !!! , aumque en realidad el mejor premio ya lo has conseguido hace tiempo ::
disfrutar con lo que haces en tu tiempo libre!
una fuerte abrazo y adelante

Rosa dijo...

Bueno, bueno, qué pinta el pollo, qué pinta las patatas. Con tu permiso me aparto un poquito para probarlo.
Un saludo.

Piluka dijo...

Olga, que rico todo.... Pero el gratinado me ha llamado mucho la atencion! Cuando lo horneas también le añades la leche con la que has cocido las patatas, verdad???
Esto la hago prontito!
Besos!

Akane dijo...

¡Qué rico! ¡Mi madre hace un pollo muy parecido! Si es que las mamás cocinan como nadie :)
Y el gratinado de patatas me ha encantado. Mi abuelastra hace un gratinado de patatas y verduras y también usa leche (sin lactosa por mi) y queda muy rico, así que tengo que probar la versión de Nigella.

Un abrazo

Mili y Becky dijo...

Que buenas ots. como siempre las madres nos dan la inspiracion pro eso comparto mi blog cn ella.
un beso

www.mamaehijacocinando.blogspot.com

Esther dijo...

Que delicia de receta,lo que saben las mamis,eh?
Te ha quedado fantasica.besos esther

ELena - delicious kitchen stories dijo...

Olga, qué rico ese pollo. Y el gratén de patatas, por favor, entra por los ojos.
Yo también tengo ese libro de Nigella, Kitchen, es una pasada! Tiene mil recetas para hacer y experimentar!!!!

Besos.

ANA SEVILLA dijo...

ummm, qué rico el pollo y los champis, un guiso muy rico, rico, me lo llevoo,jejej, besinesss

Nina's Kitchen dijo...

Gracias a tod@s por comentar!

Piluka, si, lo echas todo y se acaba de hacer en el horno. Pruebalo, está muy rico! ;)

Marta dijo...

Qué buena pinta tiene
Últimamente me da pereza coger la sartén para cocinar... pero igual esta es una de las recetas por las que vale la pena hacer una excepción, dejar a un lado a la TM y volver a los fogones. Qué pinta más buena, dile a tu madre que le damos un 15 ;)
Besos!!

Silvia dijo...

Parece que la mismísima Nigella ha venido a tu casa a cocinar. Qué maravilla de plato y qué presencia. Tienes un don para la cocina y para mostrárnosla.

Besos.

Carmen dijo...

Me encanta Nigella y este pollo tiene un aspecto fantástico!!!!!!!
Por cierto, vaya fotazas que haces, me encantan toooooooodas.
Voy a seguir dando una vuelta.
Besitos

antonia dijo...

Acabo de descubrir tu blog, es una maravilla, tienes unas fotos preciosas, seguimos en contacto!

SACERDOTISADEISIS dijo...

¡Qué pinta más maravillosa tienen el pollo y el acompañamiento! Precisamente este fin de semana me he comprado el libro de Nigella Lawson y ya le había echado el ojo a esta receta (en realidad ya lo tengo lleno de papelitos para marcar las recetas que quiero hacer). Me encanta que nos digas que está para chuparse los dedos, así ya nos podemos lanzar a probarla sabiendo que va a ser un éxito.

Un besito,

Sacer

Carol dijo...

Hola Nina! Acabo de conocer tu blog a través de un comentario que has dejado en "La cocina de blo", ya sabes, me he venido a curiosear jeje, y me he quedado gratamente sorprendida, me encanta el blog, y la fotografía tan cuidada que tiene, así que me quedo por aquí para no perderme nada de nada.

El pollo tiene una pinta estupenda y las patatas siendo de Nigella no podían ser menos... el otro día hice yo unas muy parecidas, pero la receta era de Jamie Oliver, también muy ricas!

Un besito y encantada de concerte :)

Carol dijo...

Por cierto, acabo de darme cuenta de que tienes el libro de Nigella en español, ¿donde lo has conseguido? Yo estuve buscando y al final lo compré en inglés...

Besitos!

rosilet dijo...

No se cual de los dos platos me gusta más, así que me los quedo los dos!
Besitos!

esther dijo...

Qué bueno!! Un día de éstos probaré esta receta para mi reciente maridito...
Besitos guapa!
Esther

Más allá de 365 sonrisas dijo...

Hola!! Yo tampoco te conocía y me ha encantado tu blog así que nos seguimos viendo! besos

Chez Silvia dijo...

Bueno guapi!!! coincidimos en dos cosas la cocina y la fotografía y aunque veo que has empezado hace poquito tiene una pinta todo que va a prosperar a pasaos agigantados!!! tienes un blog muy bonito!!!petonets
Silvia

ana rosa dijo...

El pollo me encanta y éste tiene una pinta estupenda. Además, las recetas de mamá son las mejores, lo probaré.
Yo hago unas patatas parecidas pero no llevan champiñones, sólo patata, cebolla, mantequilla y queso y se cuecen igualmente con leche. Hace tiempo que nos las hago pero me quedan deliciosas, a ver si las preparo para el blog.
Estupenda receta.
Mil besos.