Empedrado


Me gusta el verano, ya lo sabéis, porque los días son largos y da tiempo para hacer muchas cosas, ir al gimnasio, trabajar, un café a media mañana en la terraza, volver a trabajar, salir con amigos, seguir trabajando, y como nunca ves el momento de ir a dormir, el día se hace eteeeeeerno.  Pero claro, el problema está cuando al día siguiente el despertador suena a las 7.30 am!!!

Lo que ya no me gusta del verano es ese calor sofocante que te quita las ganas de hacer todo, y creo que eso es lo que nos toca a partir de ahora :(

Para esos días que no nos apetece cocinar, traigo esta receta que hacía mucho mi madre, el empedrado.  Es ideal para cuando vienes de la playa, la preparas por la mañana, con el frescor matinal y te la comes "achicharrá" cuando vienes de estar tumbada a la bartola en la playa, entonces, te sabe a gloria!!!

  
Es muy fácil de hacer, sólo mezclar ingredientes, y prácticamente son a tu elección.  A mi me gustan estos, pero podéis variar cuanto queráis y personalizarla a vuestro gusto.

Ingredientes:

- Garbanzos cocidos
- Alubias cocidas
- Atún en conserva
- Pimiento rojo y verde
- Cebolla
- Aceitunas rellenas
- Aceitunas negras sin hueso
- Sal, aceite y vinagre.

Preparación:

Es tan fácil que me da vergüenza explicarlo, jajajaja.

Escurrimos los garbanzos y las alubias y las pasamos por agua, escurrimos y lo ponemos en un bol grande.

Picamos la cebolla y los pimientos en trozos pequeños y agregamos todo al bol.

Escurrimos el aceite de la lata de atún y la añadimos también.

Cortamos las aceitunas en rodajas y las agregamos al bol.

Mezclamos todo bien y lo guardamos en la nevera (tapado con papel film) hasta el momento de servir, donde aliñaremos al gusto.

Más fácil ¡imposible!



Que tengáis un feliz viernes y un estupendísimo fin de semana!!!