Pan de Viena


¿Cómo va la semana?  La mía agitadita, como va siendo últimamente, llegando a todo por los pelos!!!    Así que de vez en cuando, con tanto estrés, merece la pena darse un capricho y más ahora que he reemprendido mi actividad deportiva!  

El pan que os traigo hoy es delicioso, es una receta del libro Un cruasán en París del que hace unos días os hablé en María Lunarillos.  Es un libro chiquitito pero tiene recetas interesantísimas y prácticamente está todo dedicado al hojaldre, excepto este apartado donde trata las masas de brioche.

 No os imaginéis un pan dulce porque no lo es, lo único que le aporta dulzor son las pepitas de chocolate, que como siempre, son opcionales.  Podéis darle la forma que más os guste, panecillos alargados, redondos, bolitas, quedará delicioso de cualquier forma.  Mi único consejo es que los horneéis al momento de consumirlos, ya que de un día para otro se pone duro.


Ingredientes:

- 450 g de harina media
- 15 g de levadura fresca
- 250 ml de agua
- 1 cdta de sal
- 30 g de leche en polvo
- 40 g de mantequilla
- 150 g de pepitas de chocolate

Preparación:

Mezclamos la harina y la sal en el bol de nuestro robot amasador.  Hacemos un hueco en el centro y añadimos el agua, la leche en polvo y la levadura desmenuzada.  Diluimos y agregamos la mantequilla cortada a dados y formamos una pasta.

Amasamos dos minutos si es en el robot y diez si es a mano.

Una vez amasada añadimos las pepitas de chocolate.

Dejamos reposar en el mismo bol cubierto con film transparente unas 3 horas, en un lugar cálido.  

Aplastar la masa con la palma de la mano a cada hora.

Una vez pasado el tiempo, dividimos la masa en dos porciones y volver a dividir en dos.  Formar cilindros o la forma que más os guste y colocarlas sobre papel de horno en una bandeja de hornear, cubrir con papel film y dejar reposar una hora más.

Precalentamos el horno a 220ºC y hornear entre 15 y 20 minutos.


Esta mañana se realizó el sorteo de las dos cajas Degustabox.  Los ganadores han sido:

- Las historias de María
- Laurel y Menta

Recordad que sólo por ser lectores de Nina's Kitchen, tenéis un descuento en la caja, sólo 9,99€ gastos de envío incluidos, con el código 64B19.

Enhorabuena a las ganadoras y al resto muchas gracias por participar :).







11 comentarios:

Gemma Biosca dijo...

Pero bueno...no decías que tu y el pan no erais amigos??? jajajja
Te ha quedado divino Olga...y además, me han entrado ganas de hacerme con el libro este....!!!
Cuídate preciosa!!!
Gemma de Food&Cakes by GB

Natalia dijo...

Donde esté un pan casero que se quiten todos los demás, unas barras magnificas.

Besos

sandra neiva dijo...

Está lindo e perfeito, um pãozinho simples mas que combina muito bem com estes dias frios e essas pepitas de chocolate ainda o tornam mais guloso.

Beijinhos

Miquel dijo...

que buen desayuno seria tenerlo ahora mismo,un pan casero delicioso¡¡
Bss

Laurel y Menta dijo...

Qué bien!!! Estamos muy contentas, muchas gracias!

Olga, este pan es impresionante, nos encanta la segunda foto, tiene que estar riquísimo.

un abrazo y feliz día.

Lashistoriasdemaría dijo...

No había leido aun esta entrada y soy una de las ganadoras, que ilusión!!
Que pan más rico, la verdad es que el pan casero esta de vicio y este tiene una pinta increible.
Besos

Las mejores recetas de Huga dijo...

Ala ala, pan de viena una receta que
quiero probar que pinta, se ve súper esponjoso. Te quedaron una fotos preciosas.

Liliana Fuchs dijo...

Recién hechos tienen que ser un pecadito delicioso, pero también se me ocurre que pueden estar buenísimos si se ponen duros para hace run pudding, o un flan, o torrijas... da igual, tienen una pinta fabulosa!

Un abrazo

Silvia T. Clarasó dijo...

Lo encuentros buenisimo, y con esos chocolatitos dando pellizquitos ya me encanta, muy ricos !!
besitos
Silvia

Dolores-MiGranDiversion dijo...

Si estan tan buenos como la pinta que tienen, es para empezar y no terminar
Bss

ANA dijo...

Tiene que estar de vicio, pellizquito a pellizquito jeje. Besos!

Ana