Tartaleta rústica de cebolla, ajo confitado y romero.

Siempre que paso por una librería no puedo evitar entrar y buscar la sección de libros de cocina para ver si encuentro algún tesoro...

Hay veces que tengo suerte y otras no, pero hace un par de semanas cayó en mis manos un libro de Maxine Clark dedicado a las tartas, tanto dulces como saladas.

Tendríais que ver cómo tengo el libro!  lleno de papelitos!!!

Hoy me he decido por esta que os traigo hoy, de cebolla, ajo y romero...  La combinación de estos tres ingredientes es un éxito garantizado.

A mi me ha encantado! y no tengáis miedo por los 6 dientes de ajo que lleva, al estar confitados pierde la fuerza característica del ajo y se convierte en algo dulce y delicioso.





Ingredientes:

- 1 paquete de pasta quebrada
- 75 gr. de mantequilla
- 600 gr. de cebollas
- 300 ml. de nata líquida
- 2 ramitas de romero fresco
- 6 dientes de ajo grandes
- 4 yemas de huevo
- Aceite de oliva
- Sal, pimienta y nuez moscada

Preparación:

Funde la mantequilla en una cazuela y agrega la cebolla cortada en juliana.  Agrega unas cucharadas de agua y sal.  Tapa y cuece a fuego lento hasta que la cebolla se haya reblandecido, entre 30 y 45 minutos.  Intenta no abrir demasiado la tapa.

Cuando la cebolla esté blanda, quita la tapa para que evapore el exceso de líquido.

Pela los dientes de ajo y ponlos en un cazo cubiertos de aceite de oliva.  Cuécelos a fuego muy lento durante unos 40 minutos, hasta que estén ligeramente dorados y blandos.

En otro cazo vierte la nata junto con las hojitas de romero y cuece  hasta que comience a hervir.  Retira del fuego y déjalo en infusión el mayor tiempo posible.

Una vez reposada la infusión cuélala y pásala al vaso de tu batidora, añade los ajos confitados y las yemas de huevo.  Salpimenta y échale la nuez moscada rallada.  Mezcla todo bien y espolvorea un par de cucharadas de romero picado.

Forra el molde que vayas a usar con la pasta quebrada y pincha con un tenedor su base.  Coloca papel de horno encima de ésta y sobre éste garbanzos secos para evitar que suba la masa.  Introduce en el horno, previamente precalentado a 190º, unos 10- 12 minutos.  Finalizado el tiempo, retira del horno y saca los garbanzos y el papel, vuelve a introducirlo en el horno unos 6 minutos.

Retira del horno, pinta toda la superficie y los laterales con huevo batido y vuelve a introducirlo al horno unos 8 minutos.

Pasado el tiempo saca la masa del horno y rellena con la mezcla: primero la cebolla y a continuación la mezcla con la nata.

Decora con puntitas de romero e introdúcelo nuevamente en el horno a 200º unos 15 o 20 minutos o hasta que veas que empieza a tener un tono dorado.






23 comentarios:

Manderley de GuindillayCanela dijo...

Me ha encantado esta receta adémás de las fotos que son preciosas.
Me llevo la receta pues me gusta los ingredientes que lleva y seguro que está super rica.

Besos

Miquel dijo...

Olga una tarta salada genial y ademas con una combinacion de ingredientes muy buenos y aromatica con el romero fresco,superapetecible y mas tan bien fotografiada
Bss

Gemma Vilabrú dijo...

Hay, que buenas que somos, yo ayer publiqué una quiche, que es más o menos lo tuyo, no? Se ve estupenda, me encanta!!! Una receta ideal para estos meses de calor. Muchas gracias por compartirla.
Besos, guapa!!

Mou dijo...

una tarta salada de rechupete. una autentica maravilla q esta riquisima. y una pinta espectacular

Coton sucre dijo...

Me encantan los quiches y este tiene una pinta increible, nunca he probado a confitar ajos, habrá que probarlo!!

Besos

ORNI dijo...

Me encanta esa composición fotográfica, especialmente ese viejo cuchillo que ha atraído muchísimo mi atención.
Qué te puedo decir del quiche... pues que me parece super sencillo y apetecible.
Besos

Thermo Alicia dijo...

En casa los ajos gustan mucho así que no me asusto nada, es más me parece una delicia el conjunto.
Besazos.

Marta Martita dijo...

Guapísima, me llevo la receta!!!! la semana que viene tengo una barbacoa y no sabía que llevar...y...voilá!! Muchas gracias!!! tiene una pinta estupenda. Yo también hago lo mismo en las librerías (ayer cayó uno "Eclairs"), así que lo buscaré!

Besos!!

Víctor Castillo dijo...

Qué rica tiene que estar Olga!
Es que además con las fotos que haces, yo creo que, si es posible, se hace más apetecible!

Aunque creo que yo para mi operación bikini me salto la ensalada, jajaja!!

Besos guapa!

María G. G. dijo...

Dios con lo que me gustan a mi estas tartas

VIRGINIA dijo...

Ja, ja, ja, Olga te pasó como a mi. Entré por ojear y buscar algo interesante y salí con este libro bajo el brazo que es fantastico, lleno de buenas ideas. Para mi fue un descubrimiento de un libro que sin tener mucha prensa, da de si mucho mas que otros afamados.

Yo ya he publicado alguna que otra receta en el blog y la verdad ninguna de las preparadas me ha defraudado.

Bss

Virginia "sweet and sour"

VIRGINIA dijo...

Ahii, se me ha saltado antes de tiempo. Yo esta tarta la tengo publicada en forma de tartaletas del verano pasado y me chifló. Suave y aromática. Divina. Bss ahora si me despido.

Virginia "sweet and sour"

Sara dijo...

Perfecta, estupenda, deliciosa! Sólo tengo buenas palabras!

Toñi dijo...

Impresionante, te ha quedado espectacular, como todas las tartas del libro sean así..... Tomo nota esta maravilla no la puedo dejar de hacer.
Besos.

Titaniii dijo...

Qué rica, Nina, me encanta el aroma que le proporciona el romero a todos los platos.
Me parece deliciosa esta tartaleta.
la probaré.
Un beso.
Y feliz verano!!

lacuinera dijo...

Madre mia Olga! Que pinta tiene esa tartaleta!
Adoro tus fotos! Son perfectas! Como se nota que eres profesional!! Jejeje
Un besazo guapi!!

manu dijo...

Receta: 10
Fotos: 10
Chica, tu vales mucho......
Besos

Hojita de Hierbabuena dijo...

Qué pintaza, y qué facil Y con lo que nos gusta el romero, y el ajo, y la cebolla....Vamos, que la hago sin dudarlo :D
Un saludín!

MªJose-Dit i Fet dijo...

Yo entro a las librerias a comprar lapices para mis hijos con los ojos cerrados, lo de la seccion de libros tiene un peligro enooorme!!!
La receta me ha gustado mucho, el ajo y la cebolla dos de mis sabores preferidos y en tu tarta tienen que estar deliciosos.
Y vaya fotos. Un besito guapa, MJ

Yolanda dijo...

Olga, ¡qué cosas más raras te pasan a ti! Pasas por una librería y tienes que pararte a ver los libros y además, ¡comprar uno! Yo creo que tú no perteneces a este mundo blogueril, ja ja ja. No, si te extrañas de esta actitud, que se contagia como una fiebre maligna entre quienes compartimos esta gratificante afición por la cocina :)

Nunca he confitado ajos, así que hoy he aprendido a hacerlos con tu receta. Tiene un aspecto muy rico y me sorprende que con cuatro ingredientes de ná pueda salir algo tan resultón.

Besos y feliz día!!

Mary Piñeiro dijo...

Todos los cocinillas hacemos lo mismo...Papelitos por todos los libros y revistas marcando lo que queremos hacer, lo imprescindible y lo que no podemos dejar pasar.
Cómo somos, hay que ver...
Mis amigas no entienden que vaya a Elda a hacer un curso con Paco Torreblanca en lugar de ir a comprarme 6 pares de zapatos...En fin...
Vaya tarta más fabulosa, para no perdérsela. De las cosas más aplaudidas en mi casa, los pasteles salados para cenar.

The Colour Lab dijo...

A mí me pasa lo mismo :) Cuando voy a una librería de cabeza voy a la sección de libros de cocina, a ver que me puedo encontrar.
La receta que nos traes hoy tiene una pinta deliciosa y las fotos, como siempre, son una maravilla.
Besos

¡Qué cosa tan dulce! dijo...

Creo que todas las que andamos en este mundillo paseamos a menudo entre las estanterías de libros de cocina de las librerías. Me encanta la receta que nos presentas hoy y por supuesto, las fotos. ¡Qué nitidez!
Un saludo