Pollo al ajillo al estilo tradicional


Si os gusta el pollo como a mi, esta receta de Marcos Ruiz os va a requete encantar!!!

A veces, las cosas improvisadas son las que mejor salen y os digo esto porque en principio ésta no es la receta que íbamos a publicar, pero cuando vi la pinta que tenía, saqué la cámara y dije:  Esta receta para el blog ;)

Marcos, que es muy modesto, no quería publicarla porque dice que es muy sencilla y simple, pero... ¡a mi me encantan las recetas sencillas y simples! y estoy convencida de que muchos de los que me leéis también ¿a que sí? :P


Ingredientes (4 personas):

- 1 pollo cortado a trozos pequeños de unos 3 dedos aproximadamente.
- 2 cabezas de ajo
- Harina
- 1 cda de pimentón picante
- 1 vaso de vino blanco
- 1 vaso de agua
- 2 patatas
- Sal y pimienta
- Aceite de oliva virgen extra
- 1 ramita de tomillo

Preparación:

Salpimentamos el pollo y espolvoreamos con un poco de harina.

En una cazuela ponemos el aceite a calentar y cuando éste esté caliente vamos dorando el pollo por tandas.  Según se vayan dorando los vamos retirando, intentando que quede bastante crujiente.

Cortamos las patatas a dados y las ponemos a freír en el mismo aceite.

Cortamos las cabezas de ajo por la mitad, separamos los dientes y los incorporamos a la cazuela (sin retirarles la piel) a media cocción de las patatas.  Añadimos también la ramita de tomillo.

Una vez los ajos dorados, añadimos el pollo, el vino blanco y el pimentón.

Una vez reduzca añadimos el agua y dejamos cocer tapado durante unos 15 minutos a fuego medio.



¿No os parece un plato sencillamente delicioso?  Ya os digo yo que sí :P



4 comentarios:

Neus dijo...

Estos son los platos que quieren mis hijos.
Un beso guapa

Dolores-MiGranDiversion dijo...

Me encanta esta receta,, tanto para hacer con pollo como para conejo..
Bss

Miquel dijo...

Sencilla y deliciosamente rica y ademas versatil para hacerla con diferentes carnes.
Bss

Liliana Fuchs dijo...

Pues sí, a veces nos queremos complicar la vida cuando las recetas tradicionales y sencillas como estas son las más sabrosas y reconfortantes :). Riquísimo! Que no falte el pan :D