Quiche de cebolla, camembert y tomates secos.


Siempre que me pongo a escribir un post no sé cómo empezar, y no es porque no tenga cosas que contar, la verdad es que tengo muchas, pero tampoco es cuestión de taladrar al personal!!! jajaja.

Por ejemplo, os diré que este fin de semana he estado celebrando el 50 cumpleaños de mi hermana, los que me seguís por Instagram ya lo habréis visto, y sí 50 años dan respeto, pero tendríais que verla, porque está estupenda y no lo digo porque sea mi hermana y la quiera un montón, si no porque es la verdad :).

La celebración tuvo lugar en un lugar único, en Can Bonastre Wine Resort, y el trato por parte del personal no podía ser mejor.  Un hotel entre viñedos donde relajarse y disfrutar de la gastronomía. Un sitio ideal para celebrar cualquier tipo de acontecimiento, ya sean cenas románticas, bautizos, comuniones, bodas…  En serio, si estáis buscando algún lugar para celebrar algo, no dudéis en visitarlo ;)

Y ahora… qué tal si hablamos de la quiche que os traigo hoy?  Es de escándalo!!!  La receta la saqué de la revista Lecturas, ya sabéis que soy adicta a los libros y revistas de cocina, un día de estos dejaré mi casa para quepan ellas!!! jajaja.

El queso camembert os puede parecer algo fuerte, pero os aseguro que en esta combinación no lo es en absoluto.  Queda una quiche suave, cremosa y está taaaan buenaaaaa.


Ingredientes:

- 1 paquete de masa brisa
- 3 cebollas
- 140 ml de nata líquida
- 2 huevos
- 120 g de queso camembert
- Tomates secos en aceite
- 1 diente de ajo
- AOVE
- Sal y pimienta

Preparación:

Forramos el molde que vayamos a utilizar con la masa brisa y reservamos.

En una sartén con un poco de aceite de oliva, sofreímos las cebollas cortadas en juliana, hasta que estén transparentes.

En un bol batimos los huevos con la nata y el ajo picado, salpimentamos. Añadimos el queso camembert cortado en dados y mezclamos.

Añadimos las cebollas escurridas a la mezcla anterior e incorporamos los tomates secos picados.  Mezclamos todo y lo echamos sobre la masa que habíamos preparado con antelación.

Horneamos a 200ºC (con el horno precalentado) durante unos 35 minutos.



Además de buena es sencillísima de hacer y muy rápida!  Os animo a que la probéis y me digáis qué os ha parecido ;)

Y ahora… redoble de tambor… el ganador del sorteo de la caja Smartbox "Escápate con gusto"


Por favor Mayte Obregón, envíame un e-mail a theninaskitchen@gmail.com con tus datos para hacerte llegar la caja.

Gracias a todos por participar!!!



10 comentarios:

Eva Liebana dijo...

Hummm... quina pinta, no???

Sergio Velasco Aranguez dijo...

la verdad es q te ha quedado divina y apetece muchisimo.

Jose L. Pérez dijo...

Hola Olga, ante todo, felicidades a tu hermana, afortunadamente los 50 de ahora no son los 50 de hace tres décadas, ahora lucís estupendas a esa edad. Y de la quiche pues que sencillamente me encanta, y es que el toque que le confieren los tomates secos es magnífico, en casa no faltan nunca. Un besote.

Pili dijo...

He estado en Can Bonastre y la verdad es que es una pasada. Como la quiche, que solo de pensar en ella me da un hambre... Me comería un trocito ahora para almorzar... Besos!!

Miquel dijo...

Tremenda quiche y perfecta para una cena¡
Bss

Ana Campos-hechoenlapropriété dijo...

Mmmm que bueno, eres la reina de las quiches, y te lo digo porque hice una tuya de espinacas que salió absolutamente deliciosa. Fantásticas las fotos. Un besazo.

ALBA dijo...

Hola,
Y cuando se añade el queso camember? Porqué aparece en los ingredientes pero luego en la receta no lo pones. Muchas gracias.

Manu CatMan dijo...

Eres pecaminosa, los sabes no? ¡Madre santa!

Silvia T. Clarasó dijo...

Riquisimo, con el camembert aún más,:)

Raúl García dijo...

Una quiche impresionante, menuda delicia, me gusta muchísimo como se ve, y las fotos preciosas!! :)
Me guardo la receta!
Un abrazo!